Cine, cine, cine, más cine por favor, que todo en la vida es cine y los sueños, cine son.

jueves, 20 de agosto de 2009

Apariencias



Le voy a contar una historia. Hace...hace tiempo viví en una calle en el lado de los números pares, en el número veintidos, y miraba por la ventana a los números impares, a las casa de enfrente, porque creía que la gente era más feliz, las habitaciones más luminosas y las fiestas más alegres...Pero las habitaciones eran más oscuras, más pequeñas. Y los de los impares miraban a los de enfrente...Porque...parece que la suerte la tienen los demás.

La Chica del Puente (La fille sur le pont, 1999)

2 comentarios:

Elianne dijo...

original, como siempre :)

Violetcarsons.

Juan Antonio dijo...

Es bonito vivir en la acera de los números impares.

¿Sabes ya cuál es la mía, verdad?