Cine, cine, cine, más cine por favor, que todo en la vida es cine y los sueños, cine son.

domingo, 2 de noviembre de 2008

Tienes ganas de creer en cielos azules


La gente en el metro parece siempre tan triste y sola. Me recuerda a una canción, ¿cómo era?...
Vi tanta gente marcharse, y sólo pedían fuego.
Se conforman con tan poco.
Tienen tan poca ira dentro.
Oigo sus voces, oigo sus pasos,
oigo sus voces hablando de cosas banales,
como lo que se lee en los periódicos,
como las que ves todas las tardes en tu casa.
¿Qué os están haciendo hombres y mujeres?
oh piedras tiernas y desgastadas,
y vuestra apariencia se rompe.
Mi corazón se acelera cuando te veo.
Las cosas son como son.
De vez en cuando la tierra tiembla.
La desgracia se parece a la desgracia,
tan profundo, tan profundo, tan profundo.
Tienes ganas de creer en cielos azules.
Yo conozco...ese sentimiento.
Aun lo creo en ciertas ocasiones.
Creo que a veces lo he visto.
Admito que aún lo creo.
Pero no puedo creer lo que oigo.
Oh sí, yo soy piedra, vuestro semejante.
Yo soy piedra como vosotros.
Soy tan sólo lo mismo que tú.
Como tú,
un grano de arena.
Como la sangre que siempre se derrama.
Como los dedos siempre heridos.
Sí, soy piedra, vuestro igual.

Banda aparte.

1 comentario:

Bruno Rios Peña dijo...

che, de donde es esto?